Como Hacer Una Batería Electrónica

Todo Sobre las Baterías Electrónicas. Conoce las que hay en el mercado o construye la tuya tú mismo.


Lo que lleva a más personas a decantarse por una batería electrónica es sin duda que apenas produce ruido si no quieres. Los pads que lleva son de goma o tienen un parche de malla que no emite casi sonido alguno. Se puede escuchar con auriculares, por lo que son geniales para ensayar en casa sin que los vecinos se te echen encima, je je.

Las baterías electrónicas son silenciosas para ensayar. Si quieres, claro....

Ocupan menos espacio que las acústicas. Como no necesitan caja de resonancia da igual que el bombo, los timbales o la caja tengan más o menos profundidad o altura. Igual ocurre con los platos, que sonarán como tú quieras sea cual sea el diámetro (esas cosas no afectan al sonido, que viene directamente del módulo).

Además de ocupar menos espacio el peso a transportar es mucho menor. Eso se nota cuando vas a tocar a algún sitio, o si tienes que transportar la batería cada vez que vas a ensayar o dar un concierto.

Los sonidos que puedes conseguir son todos los que lleve el módulo. Así que si tiene suficientes no es necesario dejarse el sueldo en comprar un plato que te gusta, sino que lo eliges del banco de instrumentos del módulo y listo. Si mañana te aburre ese sonido lo cambias con un par de clics sin necesidad de vender el plato acústico y comprar uno nuevo.

En una batería electrónica podemos prescindir de los micrófonos

Al tocar en directo o incluso a la hora de grabar maquetas, no necesitas complicarte la vida colocando un micro aquí y otro allá. Te ahorras por tanto un montón de dinero en pies de micro, y en los micrófonos en sí, que cuestan un dinero, además del espacio que te ocupan alrededor de la batería y la molestia de estar tocando con tanto cuidado de no golpearlos. Todo el sonido que generas sale por un solo cable, sin micros ni histórias, y con la calidad deseada. En una acústica el sonido que envías depende de la calidad de los microfonos, de la buena afinación de la batería, de la posición de los micros, del local... En la batería electrónica nos podemos olvidar de todo eso.

Desaparecen todos esos armónicos y vibraciones que genera una acústica. Eso de que esté tocando el bajista y suene toda la bordonera de la caja acústica se evita con las baterías electrónicas. Nada de afinar no solo para que suene bien sino también para evitar resonancias de otros instrumentos. Esto ya es un alivio, verdad?

Las baterías electrónicas disponen de un metrónomo que te ayudará a llevar el tiempo de las canciones.

Puedes regular el volumen de la batería tanto como desees. Suele pasar que ensayando con tu grupo todos terminen tocando a un volumen a la altura de tu batería acústica, terminando todos locos, o sordos, je je. Con la electrónica puedes jugar con los volúmenes para evitar esto. Al margen de lo que ellos escuchen, tú puedes colocarte unos auriculares y escuchar tu batería al volúmen que te de la gana.

El precio es similar al de una acústica. Las hay muy baratas y las hay muy caras. Puedes empezar con un módulo muy básico (barato) y pads sencillos (los pads son los elementos que golpeas en la electrónica para conseguir sonidos, con formas de timbal, caja, plato, etc) e ir ampliando según tus necesidades.

Casi todas disponen de metrónomo incorporado que en ocasiones puedes escuchar tú solo por los auriculares sin que les suene al resto del público o del grupo. Así llevaras el tiempo perfectamente sin que se oiga el pitito del metrónomo.

Búsqueda personalizada